Sensor EVP. El Encargado de que recirculen los Gases del Vehículo

Portada » Sensor EVP. El Encargado de que recirculen los Gases del Vehículo

El sensor EVP, o Sensor de Posición de la Válvula EGR, es un componente esencial en el sistema de recirculación de gases de escape de tu vehículo. Detecta la posición precisa de la válvula EGR para permitir la recirculación adecuada de los gases, reduciendo las emisiones nocivas y evitando problemas en el motor. Este sensor envía señales a la Unidad de Control del Motor (ECU) para ajustar su funcionamiento según la temperatura, velocidad y carga del motor. Revisa y realiza mantenimiento periódico para asegurar su correcto funcionamiento.

sensor EVP visto de cerca

Qué es el sensor EVP?

El sensor EVP, también conocido como Sensor de Posición de la Válvula EGR, desempeña un papel crucial en el sistema de recirculación de gases de un vehículo. Este componente electrónico es responsable de detectar y monitorizar la posición precisa de la válvula EGR, permitiendo que una cantidad específica de gases de escape recirculen nuevamente hacia las cámaras de combustión junto con la mezcla de combustible.

Funcionamiento del sensor EVP

El sensor EVP funciona de manera similar al sensor TPS (Sensor de Posición de Aceleración). Se trata de un potenciómetro lineal que cuenta con tres líneas distintas: una línea de tierra, una línea de señal y un positivo. El voltaje del extremo positivo puede ser de 5 V o 12 V. Este sensor supervisa constantemente la ubicación de la válvula EGR y envía señales a la Unidad de Control del Motor (ECU) para ajustar su funcionamiento en base a la temperatura, velocidad, carga de los gases y del motor.

Ubicación del sensor EVP

El sensor EVP se encuentra ubicado típicamente en la Válvula de Recirculación de Gases de Escape, la cual se sitúa entre el colector de admisión y el colector de escape. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la ubicación específica puede variar ligeramente dependiendo de las especificaciones de cada vehículo.

Problemas comunes asociados al sensor de posición de la válvula EGR

El sensor EVP, al ser un componente crucial en el sistema de recirculación de gases de escape, puede presentar diversas fallas que afectan el rendimiento del motor y la emisión de gases contaminantes. A continuación, se describen algunas de las fallas más comunes asociadas a este sensor, así como los códigos de error específicos que pueden surgir y las posibles soluciones para corregirlas.

Fallas del sensor EVP

Algunos de los problemas más comunes asociados al sensor EVP incluyen dificultad para arrancar el motor cuando está frío, ralentí inestable, humo negro intenso por el escape y problemas para superar la prueba de emisiones. Estas fallas pueden indicar que el sensor no está detectando correctamente la posición de la válvula EGR, lo cual puede afectar el flujo de gases de escape recirculados.

Códigos de error específicos asociados al sensor EVP

Las fallas del sensor EVP pueden generar códigos de error específicos en el sistema de diagnóstico a bordo del vehículo. Algunos de los códigos más comunes relacionados con este sensor son P0405, P0401 y 31-32. Estos códigos indican que hay un problema con la posición y funcionamiento del sensor EVP, lo cual requiere una acción correctiva para resolverlo.

Soluciones para las fallas del sensor EVP

En caso de presentar fallas en el sensor EVP, es importante tomar medidas para solucionar el problema. Una solución común es realizar la sustitución del sensor EVP, ya que debido a su naturaleza eléctrica, no es posible realizar reparaciones efectivas. Es recomendable acudir a un profesional mecánico para llevar a cabo esta sustitución y asegurarse de que el nuevo sensor sea compatible con el vehículo.

Además, es importante verificar que no haya problemas adicionales que estén afectando el funcionamiento del sensor EVP, como mangueras sueltas, bloqueadas o rotas, o terminales corroídos o desconectados. Estos problemas también deben ser solucionados para asegurar el correcto funcionamiento del sensor y del sistema de recirculación de gases de escape en general.

Mantenimiento del sensor EVP

Revisión periódica del sensor EVP. Es fundamental realizar revisiones periódicas del sensor EVP para garantizar su correcto funcionamiento. Se recomienda que estas revisiones se realicen al menos cada 40,000 o 50,000 kilómetros. Durante la revisión, es importante verificar que la manguera no esté suelta, bloqueada o rota. Asimismo, se debe verificar el estado de los posibles terminales corroídos o desconectados.

Estimación del kilometraje adecuado para el mantenimiento del sensor EVP. El kilometraje adecuado para realizar el mantenimiento del sensor EVP puede variar según el fabricante y las especificaciones del vehículo. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, se recomienda realizar la revisión cada 40,000 o 50,000 kilómetros para asegurar su correcto funcionamiento. Es importante consultar el manual del propietario del vehículo para obtener información más precisa sobre el intervalo de mantenimiento recomendado por el fabricante.

Sustitución del sensor EVP en caso de fallas. Si el sensor EVP presenta fallas o no funciona correctamente, es recomendable sustituirlo. Debido a su naturaleza eléctrica, no es posible realizar reparaciones efectivas en caso de fallas. La sustitución del sensor EVP debe ser realizada por un profesional capacitado, que cuente con las herramientas adecuadas para llevar a cabo el cambio.